Hospital Ángeles consultorio 260 Xalapa, Veracruz, México

1410816

228-284-55-73

Preguntas frecuentes

Si se encuentra el cáncer temprano, se puede tratar más fácilmente. Además, el pronóstico o la expectativa de control de la enfermedad suele ser mejor en aquellas personas con cáncer en etapa inicial.

¿Qué tan comun es el cáncer?

El riesgo de padecer la mayoría de los tipos de cáncer se puede reducir mediante cambios en el estilo de vida de la persona, por ejemplo, mantenerse alejado del tabaco, limitar el tiempo de exposición al sol, hacer ejercicio y tener una alimentación sana.

Además, se pueden hacer pruebas de detección para algunos tipos de cáncer de modo que se puedan encontrar lo antes posible (mientras esté pequeño y antes de que se propague). En general, mientras más temprano se detecte el cáncer y se comience el tratamiento, mayores serán las probabilidades de vivir por muchos años.

¿Quién puede llegar a tener cáncer?

Cada año se diagnostican más de un millón y medio de nuevos casos de cáncer. Cualquier persona puede padecer cáncer a cualquier edad, aunque el riesgo aumenta a medida que envejecemos. Alrededor de 78% de todos los casos de cáncer se diagnostican en personas de 55 años o más.

¿Cuáles son las causas del cáncer?

Algunos tipos de cánceres son ocasionados por hábitos de las mismas personas o por exposición a determinadas sustancias. Por ejemplo, el consumo del tabaco incrementa las posibilidades de cáncer de pulmón, boca, garganta y riñón. Así también alrededor del 10% de los cánceres están relacionados con genes heredados de los padres.

¿Cuáles son los factores del riesgo del cáncer?

En general, se estima que un 75% a 80% de todos los casos de cáncer está relacionado con factores ambientales, definido en términos amplios para incluir el uso del tabaco, la alimentación, la obesidad, la exposición a la luz solar y enfermedades infecciosas, así como sustancias químicas y la radiación.

¿Cómo se diagnostica el cáncer?

Los signos y los síntomas que presenta una persona no son suficientes para saber si padece o no cáncer. Si su médico sospecha que usted tiene cáncer necesitará hacerse más pruebas, tal como radiografías, análisis de sangre, o una biopsia. En la mayoría de los casos, la única manera de asegurarse si se trata de cáncer es mediante una biopsia.

Para realizar una biopsia se extrae un fragmento del tumor o del área anormal y se envía a un laboratorio. Allí, un patólogo especializado observa las células con un microscopio para determinar si hay células cancerosas. Si hay células cancerosas, el médico trata de determinar qué tipo de cáncer es y cuán rápidamente podría crecer.

Los estudios por imágenes pueden medir el tamaño del cáncer y a veces pueden mostrar si se ha propagado a los tejidos adyacentes. Así mismo, los análisis de sangre pueden proveer a los médicos información sobre su estado de salud general, cuán bien están sus órganos funcionando e información específica sobre el avance del tumor.

¿Cómo se trata el cáncer?

Los tres tipos principales de tratamiento contra el cáncer son cirugía, quimioterapia y radioterapia. Una persona con cáncer puede que reciba cualquiera o todos estos tratamientos.

El equipo de atención contra el cáncer hablará con el paciente sobre todas las opciones de tratamiento. Es importante dedicar tiempo para pensar sobre todas las opciones. Al seleccionar un plan de tratamiento, los factores más importantes son generalmente el tipo y la etapa del cáncer.

Otros factores a considerar incluyen el estado de salud en general, los posibles efectos secundarios del tratamiento, y las probabilidades de curar el cáncer, controlarlo para prolongar la vida, o de aliviar los síntomas.

¿Cuáles son los efectos secundarios del
tratamiento del cáncer?

Es difícil predecir qué efectos secundarios una persona podría presentar; aun cuando las personas reciben un mismo tratamiento, estas pueden presentar distintos efectos secundarios. Algunos efectos secundarios pueden ser severos y otros más ligeros.

Resulta cierto que algunas personas experimentan una etapa difícil durante su tratamiento, pero muchos otros sobrellevan su tratamiento bastante bien. Además, la mayoría de los efectos secundarios del tratamiento se pueden tratar.

¿Es el tratamiento peor que el Cáncer en sí?

Esto es una creencia de que puede ser peligroso para muchas personas. El creer que el tratamiento es peor que el cáncer, ocasiona que las personas no reciban los tratamientos que pueden salvar sus vidas.

Es cierto que la quimioterapia, la radiación y la cirugía pueden causar efectos secundarios. Sin embargo, estos efectos secundarios desaparecen tras el tratamiento.

Si se le permite al cáncer progresar sin tratamiento, los síntomas empeoran y se acumulan nuevos síntomas con el paso del tiempo. Los síntomas son distintos dependiendo del tipo de cáncer y las localizaciones a donde se disemina.

Posteriormente en el transcurso de la enfermedad, cuando síntomas más graves comiencen a surgir, puede que el tratamiento curativo no sea una opción.

Contáctanos

Información de contacto

Hospital Ángeles consultorio 260 Xalapa, Veracruz, México

Citas: 1410816


Urgencias: 228-284-55-73

Horarios

Lunes a Viernes:

Sábados:

14:00 - 20:00 hrs.

10:00 - 14:00 hrs.

Formulario de contacto

enviar